Todos tus clientes son Billy Joel y te piden ‘Honesty’

Pinterest

Toda buena campaña de marketing tiene una buena historia detrás, y mucho más ahora que con el marketing de contenidos todos nos hemos vuelto monarcas y apoyamos al Rey.

“El contenido es el rey.” Pero detrás de cada buena historia, ¿qué hay? La verdad.

Tus clientes quieren honestidad

“Honesty is such a lonely word.

[…]

Honesty is hardly ever heard.
And mostly what I need from you.”

Honestidad. Es una palabra muy solitaria, casi nunca se escucha. Pero es lo que necesitan de ti.

Las historias verdaderas y personales siempre conectan con el público. Mucho más que una realidad artificial, una historia verdadera gana -aunque no sea perfecta-, porque las personas pueden sentirse identificadas. Tú, yo, todos… Cuando intuimos o comprobamos honestidad en una historia la damos por válida.

Tienes muchas historias, aprovéchalas

Los que trabajamos con clientes entramos en contacto con mucha gente. Cada persona, con su negocio, con sus visiones y sus experiencias tiene historias geniales, tanto positivas como desafortunadas, pero muy reales que contar.

¿Y cómo puedes hacer que esas historias se cuenten? Crea espacio en tu marketing de contenidos para sus historias y preséntalas en distintos formatos:

  • Contenido generado por el usuario:

Recopila comentarios en tus plataformas, fotos subidas a tus redes sociales, cualquier mención de tu marca hecha por un cliente.

  • Perfiles de clientes:

Haz una lista con los objetivos de cada uno y valora el nivel de éxito alcanzado en cada caso. Analiza tu estrategia, qué no funcionó y cuáles fueron las claves.

 A esto puedes añadirle…

  • Entrevistas a clientes:

No te obsesiones con que tu gran cliente haga unas magníficas declaraciones sobre su proyecto de éxito. Podrían aportar más valor varias entrevistas con algunos de tus clientes medianos que hablen de una experiencia satisfactoria contigo.

  • Casos de estudio:

Selecciona uno o dos casos; El cliente que te ha supuesto un mayor reto o la trayectoria más emocionante que has vivido acompañando a un proyecto. Y cuéntalo.

Si cuentas historias con autenticidad, conectarás con la gente. No tengas miedo de la honestidad.

No pienses en anuncios, busca la naturalidad

Tu empresa no es importante, sí que lo es la historia en la que se ve mencionada y quién la cuenta. Algunas historias las contará un cliente y otras las puedes contar tú. En cada una debes darle autoridad a cada narrador.

Si quieres exponer las declaraciones de un cliente satisfecho no le des un guión, deja que hable con naturalidad; después podrás editar, pero nada debe estar ni parecer ensayado, o soltará tinta de anuncio.

Si quieres hablar tú, habla. Pero nada de autobombo. Sencillamente comparte alguna anécdota ilustrativa, que pueda servir, cuenta cómo lo hiciste aquella vez… Esto último, por ejemplo, es lo que hice en un artículo en el que relato la forma que yo encontré efectiva para que un cliente comprendiera qué es y para qué sirve un blog.

Diferentes tipos de historias y en distintas plataformas

Puedes componer relatos objetivos, con resultados globales y comentando experiencias reales con algún producto o servicio específico. Puedes apelar a la inspiración, cuenta cómo y cuándo un cliente fundó su negocio, cuáles son sus metas y cómo definiría el éxito. Y no te olvides de tu faceta resolutiva, que salga a la luz algún desafío encontrado y cómo tu empresa ayudó a solucionar un problema en concreto.

Todo esto puede partir de tus propias reflexiones o de la participación de tus clientes. En cualquier caso, utiliza todos los recursos a tu alcance y que puedas aprovechar en tus plataformas. Texto, audio, imagen, vídeo.

¿Qué debes hacer, entonces?

Recuerda que ni tú ni tus clientes sois actores y lo que quieres es crear contenido, no publicidad. Deja que las historias fluyan con naturalidad; sólo con historias verdaderas construirás un marketing de contenidos veraz. Así que:

 1. Entusiasma a tus clientes para que cuenten su historia

2. Proporcionales las herramientas y el soporte

3. Ofréceles una experiencia excelente como clientes tuyos…

 Y sobre todo… esa palabra tan solitaria.

Mientras redactes un presupuesto, mientras planifiques una estrategia o ejecutes una acción, mientras teclées en tu ordenador, recuerda las teclas sonoras del piano de Billy Joel. Y dales lo que te piden: Honestidad.

 

Paloma Serrano Molinero es periodista, trabaja como community manager en una universidad de Madrid y tiene su propia empresa de gestión de redes sociales para pymes. Puedes darte una vuelta por su blog, Dale vida a tu marca Facebook es su red social favorita pero Fan sólo es de su pueblo.

serranomolinero (3 Posts)

Paloma Serrano Molinero es periodista, trabaja como community manager en una universidad de Madrid y tiene su propia empresa de gestión de redes sociales para pymes. Puedes darte una vuelta por su blog, Dale vida a tu marca Facebook es su red social favorita pero Fan sólo es de su pueblo.


Más sobre Social Media: