Cómo afectan Internet y las redes sociales a las relaciones humanas

Pinterest

Septiembre; fin de vacaciones, fin de ciclo e inicio de nuevo año para muchos – entre los que me incluyo -. Si además cumples años este mes, el círculo se cierra.

Septiembre: mes de reflexiones.

Penélope y yo hemos llevamos tiempo dándole vueltas a esta relación amor-odio, Internet-personas, amistad-redes sociales. Aquí os dejo algunas de nuestras tribulaciones… (Gracias Dolors Reig por descubrirme a Penélope).

“Fue pronto que Penélope entró por primera vez en redes sociales. Con nueve o diez años ya entraba en ocasiones en mundos virtuales en los que no terminaba muy bien de entender qué pasaba, pero en los que ya tenía su identidad. Pronto fue el Messenger, los Fotologs (demasiado niños mayores en los fotolog), Tuenti, Facebook, Twitter… La marca ha ido cambiando, pero ya no recuerda que es posible vivir sin redes. ¿Cómo pudieron crecer los que ahora son mayores sin guía, desconectados?”. 

Si buscamos el significado de la palabra amistad, las RAE nos dice:

amistad.

1. f. Afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato.

Ni es esta primera ni en el resto de acepciones, hace referencia al lugar donde debe darse esa amistad para que sea tal. La acepción no nos dice:

“Afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece en un bar y con dos cervezas”.

Conversaciones social media

Las redes sociales acaban con el significado de la amistad. Con Internet la amistad ya no es lo que era.

Internet sigue siendo un mundo desconocido… y los seres humanos tenemos la costumbre, por aprendizaje, de poner etiquetas a todo aquello que se escapa de nuestra razón y que no podemos controlar.

Algo que sí hemos interiorizado ya, es que la forma de comunicarnos es distinta. No he dicho mala, he dicho distinta.

¿Y si esto lo tenemos tan claro? ¿Por qué nos cuesta tanto aceptar que un seguidor en Twitter puede ser un amigo? Facebook vas más directo al grano; ahí somos todos amigos, a no ser que seas “suscriptor” -palabra fría donde las haya-.

La red no ha destruido la amistad, ni hay que inventarse ningún término para describir a quién conocemos, ni con quién compartimos nuestra vida en redes sociales. Evolucionamos y muy rápido de la mano de las nuevas tecnologías. Simplemente nos adaptamos, sin resistencia (hasta con gusto), a los nuevos tiempos.

El fenómeno que provoca Internet y las redes sociales no es tan revolucionario. Como nos dice Dolors Reig en su libro Socionomía “… no es nada extraño, de siempre el ser humano ha necesitado desarrollar su sociabilidad para ser feliz. Somos animales sociales y el éxito de la web 2.0 (que prefiero llamar web social) demuestra que tal vez esto es así en mucha mayor medida de lo que creíamos”.

Otro debate es si estamos preparados para el cambio, si tardamos más o menos, si dependiendo de nuestra educación o nuestra evolución estamos más receptivos… eso es otro tema. Puedes vivir de espaldas al cambio, es tu elección. No está bien ni mal simplemente es tu elección. Sin etiquetas.

¿Y cuánta gente está socializando en la red? A vosotros, profesionales del Social Media no os tengo que dar cifras; las sabéis mejor que yo.
¿Pero cómo son estas personas?*

– “Los usuarios de Internet son, en general, más confiados; los de Facebook lo son aún más.
– Los usuarios de Facebook tienen relaciones más profundas que el ciudadano medio general.
– Los usuarios de Facebook reciben más apoyo social y emocional.
– Los usuarios de Facebook están más implicados políticamente que la mayoría.
– Facebook revive relaciones dormidas.
– Los sitios de redes sociales se usan cada vez más para mantener contactos sociales cercanos.
– Los usuarios de redes sociales son más proclives a tolerar distintos puntos de vista”.

Llegamos a este punto – y siendo hoy mi cumpleaños – quiero dar las gracias a las redes sociales y a Internet por:

– darme la oportunar de hacer lo que me gusta: comunicarme
– permitirme conocer personas que nunca hubiera llegado a conocer: descubrirme
– conseguir erizarme el vello si necesidad de contacto físico: emocionarme
– intercambiar opiniones hasta llegar a la vehemencia: agitarme
– recuperar personas de mi vida que siempre han estado ahí: reconciliarme.

En definitiva: hacerme sentir viva. Y a mis amigos de las redes sociales: bienvenidos a cada uno de vosotros, tengáis el rol que tengáis, y bienvenidos los que vendrán mañana.

Hasta aquí un post que pretendía ser corto – confieso que este tema me apasiona -. Llegó el momento de la tarta -gracias por el regalo mañanero-.

¿Os apetece celebrar un cumpleaños? 😉

 

* En el post aparecen varias citas del libro “Socionomía” de Dolors Reig. Gracias Dolors por tu trabajo y por descubrirme este apasionante mundo.

Social Media Manager en Apasionados del Marketing. Estrategia y dinamización en redes sociales. Community management. Gestionando información desde mis inicios como documentalista. Redactora web y creyente del marketing de contenidos. Apasionada de la comunicación off y online, y del eje de toda esta historia: las personas y las nuevas tecnologías. Un lugar para encontrarnos Social Media Eyes. Si Internet no existiera, habría que inventarlo…

soniabernal (11 Posts)

Social Media Manager en Apasionados del Marketing. Estrategia y dinamización en redes sociales. Community management. Gestionando información desde mis inicios como documentalista. Redactora web y creyente del marketing de contenidos. Apasionada de la comunicación off y online, y del eje de toda esta historia: las personas y las nuevas tecnologías. Un lugar para encontrarnos Social Media Eyes. Si Internet no existiera, habría que inventarlo...


Más sobre Social Media: